Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Luego de que el Juzgado Décimo Primero de Paz de San Salvador lo dictaminara, la Universidad de El Salvador (UES), la Fiscalía General de la República, el Instituto de Medicina Legal y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) iniciaron el proceso de exhumación de dos cuerpos en la Plaza Salvador Allende de la Facultad de Medicina de la sede central “Dr. Fabio Castillo Figueroa” el 16 de enero, fecha que también conmemora el 28° aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz

El Vicerrector Académico, PhD. Raúl Azcúnaga, recalcó el compromiso del Alma Mater por apoyar el esclarecimiento de la verdad respecto a los casos específicos de Carlos Arias y Raúl Hernández, cuyas familias iniciaron este proceso ante la Fiscalía General de la República con apoyo de la Comisión Especial de Investigación de Graves Violaciones a Derechos Humanos creada por el rector de la UES, Msc. Roger Arias.

El delegado del MOP, Ing. William Roberto Guzmán, comunicó que este proceso comenzó con el escaneo del suelo para “localizar cualquier anomalía en la plaza”, lo que ayudaría a facilitar la búsqueda de la ubicación de los cuerpos.

En la segunda etapa, se realizará una excavación controlada “los procesos de excavación van a hacer de manera muy importante, vamos a trabajar con FGR y Medicina Legal para poder determinar las diferentes técnicas excavación que se requieren”.

“Sabemos que la plaza es un patrimonio y de igual forma vamos a cuidar todo el tema de los materiales que existen en la zona; vamos a restaurar todo con los mismos materiales; al cortar las lozas vamos a conservarlos para volverlos a poner como estaban”, dijo Guzmán, quien añadió que esperan que el proceso dure dos semanas, aunque dependerá de en cuanto tiempo se encuentren las osamentas.

El presidente de la Asamblea General Universitaria y coordinador de la Comisión Especial de Investigación a graves Violaciones de Derechos Humanos UES, Lic. Iván Hernández, comentó que las autoridades institucionales han brindado “todas las facilidades en cuanto a la seguridad y espacios de modo que el trabajo sea más efectivo”.

“Creemos que esto es parte del proceso de reivindicación de la verdad para las víctimas y para los familiares”, expuso Hernández, quien recordó que la comisión y las autoridades de la UES “desde el año pasado estamos en un proceso de acompañamiento para víctimas del conflicto armado de nuestra comunidad universitaria”.

Recordó la entrega de títulos póstumos a los familiares de víctimas asesinados brutalmente en la Masacre del 30 de Julio de 1975 al realizar una marcha para denunciar la violación de derechos humanos a estudiantes y a la autonomía universitaria de militares coordinados por el coronel Arturo Armando Molina, y su ministro de la Fuerza Armada, General Carlos Humberto Romero.

El delegado de fiscalía no negó la posibilidad de que podría haber más cadáveres en la Plaza, sin embargo actualmente el proceso de enfoca en encontrar a Hernández y Arias, quienes el 6 de marzo de 1980 participaron en una reunión con otros veinte estudiantes en la Facultad Multidisciplinaria de Occidente, de Santa Ana, de la que al salir fueron raptados por miembros de la cuerpos de represión y supuestamente fueron torturados y asesinados en un cafetal en Sonsonate.

El fiscal del caso acotó que la hermana de Hernández identificó al cadáver de su familiar, que fue llevado a la Catedral Metropolitana de San Salvador para finalmente realizar el sepelio en la Plaza Salvador Allende.

Además, el fiscal se limitó a expresar que Carlos Arias murió en condiciones diferentes. Concretó también que ambos casos se refieren a personas que fueron dirigentes de movimientos estudiantiles imperantes ante el contexto de represión y violaciones a derechos humanos de la sociedad civil que se manifestaba.

Exhumaciones que inician en el aniversario del fin de la Guerra Civil

El comienzo de los trabajos de exhumación de dos cadáveres de estudiantes asesinados en la Guerra Civil colinda con el aniversario 28 de la firma de los Acuerdos de Paz, el 16 de enero de 1992, en Chapultepec, México, con lo que concluyó el conflicto armado, connotado por desapariciones forzadas y una serie de crímenes de lesa humanidad.

El Vicerrector Azcúnaga mencionó: “que coincida este hecho con los Acuerdos de Paz nos debe llevar a que los estudiantes y la comunidad universitaria nos comprometamos a no volver a esos años, debemos ser defensores de la paz”.

En la opinión del académico, “la reivindicación de las víctimas y la promoción de la memoria histórica nos van a permitir que estos conflictos no vuelvan al país”.

Por su parte, Lic. Hernández ratificó la necesidad y la petición de la UES de aprobar la Ley de Reconciliación Nacional enfocada en las víctimas; y que la Universidad sea escuchada y rectificada como víctima latente del conflicto armado.

 

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s